Imprimir

Experiencias

Ayudas de apoyo al plan de trabajo compartido

Ayuntamiento de San Sebastián Gipuzkoa Creado: 02 Oct 2019 Actualizado: 02 Oct 2019

Las ayudas de apoyo al plan de trabajo compartido del Ayuntamiento de San Sebastián son prestaciones económicas puntuales no periódicas que tienen por finalidad atender las necesidades básicas y facilitar la integración social de aquellas personas y familias que se encuentren en situación o riesgo de exclusión social, que no cumplan los requisitos para recibir las ayudas de emergencia social y que hayan suscrito un plan de atención personalizado (o plan de trabajo compartido) con el Ayuntamiento de San Sebastián.

Principios generales

  1. Carácter subsidiario y en su caso, complementario con todo tipo de recursos y prestaciones sociales de contenido económico.
  2. Salvo excepciones, se cubrirán conceptos que no contemplen entre sus prestaciones otros sistemas públicos, como el de salud, educación, empleo o justicia.
  3. Se primará el interés de las personas que puedan estar en riesgo o situación de desprotección, como puedan ser menores, personas dependientes, víctimas de violencia de género o personas sin hogar, entre otras. Estas situaciones de vulnerabilidad podrán ser contempladas como posibles excepciones en la exigencia de requisitos que se establecen en estas bases.
  4. Salvo en el caso de la ayuda destinada a la finalidad “gastos para la cobertura de necesidades primarias”, las cantidades solicitadas siempre tienen que hacer referencia a gastos concretos, identificados en el informe-propuesta y justificados.

Personas beneficiarias

  1. Ser mayor de edad o menor emancipado.
  2. Estar empadronado/a en el municipio (en algunos casos, se exigirá además un tiempo mínimo).
  3. Formar parte de una unidad de convivencia en los términos definidos en la Ley 18/2008, de 23 de diciembre, para la Garantía de Ingresos y para la Inclusión Social, aunque podrán contemplarse excepciones cuando quede probada la existencia de unidades de convivencia diferenciadas que conviven en una misma vivienda o alojamiento.
  4. Haber suscrito la persona beneficiaria u otro miembro de su unidad de convivencia un plan de trabajo compartido. Las personas solicitantes solo podrán estar eximidas de este requisito salvo en los casos específicamente señalados en las bases.
  5. No disponer de medios económicos suficientes.

En casos en que esté en riesgo la cobertura de las necesidades básicas de alimentación y/o alojamiento de la unidad convivencial y especialmente cuando en la misma hay menores o personas dependientes, la Comisión Técnica para las Ayudas de Apoyo al Plan de Trabajo Compartido podrá eximir a aquella del cumplimiento de alguno de los requisitos de esta base.

Obligaciones de las personas beneficiarias

  1. Cumplir los compromisos adquiridos en el plan de trabajo compartido.
  2. Dedicar la ayuda al objeto para el que ha sido concedida.
  3. Acreditar la realización de la actividad o la adquisición del bien o servicio.
  4. Someterse a las actuaciones de comprobación y control financiero que correspondan.
  5. Comunicar al órgano concedente, en su caso, la obtención de subvenciones o ayudas para la misma finalidad, procedentes de cualquier Administración o ente, tanto públicos como privados, nacionales o internacionales.
  6. Comunicar la modificación de cualquier circunstancia que hubiese sido tenida en cuenta para la concesión de la ayuda.
  7. Conservar la documentación que acredite el empleo de la subvención.

Estarán exentas de la obligación de tener un plan de trabajo compartido suscrito las unidades convivenciales que soliciten ayuda para los siguientes gastos:

  1. Gastos de primera necesidad dirigidos a personas carentes de ingresos que residan en recursos de alojamiento que quedan fuera de la cobertura de la renta de garantía de ingresos (RGI).
  2. Gastos relacionados con el disfrute de una vivienda destinados a personas residentes en viviendas de viviendas de protección oficial, que no puedan ser pagadas por ayudas de emergencia social (AES), cuando el alquiler mensual o la suma de los conceptos de amortización e intereses del préstamo hipotecario se encuentre entre los 500 y los 900 euros.

Finalidad

  1. Gastos para la cobertura de necesidades básicas:
    • Para unidades convivenciales en situación de exclusión social severa.
    • Personas que han accedido a una plaza municipal de alojamiento de autónomos o de Proyecto Hombre o Agipad que no perciben ninguna otra prestación.
  2. Gastos relacionados con el disfrute de vivienda:
    • Alquiler de vivienda entera que no es de VPO.
    • Alquiler de vivienda entera de VPO.
    • Arrendamiento y subarriendo de habitación y coarrendamiento.
    • Amortización e intereses por préstamos hipotecarios.
    • Entrada en vivienda de alquiler (vivienda entera).
    • Entrada en habitación (arriendo, subarriendo de habitación o coarriendo).
    • Energía y gastos de comunidad.
    • Adaptación y/o reparación de instalaciones básicas de vivienda.
    • Mobiliario y electrodomésticos.
  3. Gastos para la cobertura de necesidades de atención sanitaria.
  4. Gastos para la cobertura de necesidades de transporte.
  5. Gastos de contratación de servicios para la atención a personas dependientes.
  6. Gastos para el fomento de la inserción social y/o laboral de personas adultas.
  7. Gastos necesarios para obtener asistencia jurídica.

Cuantías

  1. La cuantía de las ayudas de apoyo al plan de trabajo compartido se ajustará al coste del bien o servicio adquirido y a los máximos establecidos.
  2. Para la determinación de los recursos del solicitante y de los demás miembros de la unidad de convivencia se computará el conjunto de sus recursos, de conformidad con lo dispuesto en la normativa vigente para las AES.
  3. No se cubrirá más del 70% del coste real del bien o servicio para el que se solicita la ayuda, salvo las excepciones previstas o que la situación económica de la familia haga imposible el pago del otro 30% y así se exponga en el informe/propuesta.
  4. El máximo que podrá percibir una unidad de convivencia en 2019 como ayuda de apoyo al plan de trabajo compartido será del 75% de la RGI que le correspondiera, en cómputo anual, a una unidad de convivencia del mismo número de miembros que no dispone de ingresos de ningún tipo.

Alcance

En 2018, las ayudas de apoyo al plan de trabajo compartido alcanzaron a 556 familias y se distribuyeron del siguiente modo:

Concepto Personas beneficiarias € (%)
Gastos para la cobertura de
necesidades básicas
330 254.526,70 34,38
Gastos relacionados con el disfrute de
vivienda
356 178.546,57 37,08
Gastos para la cobertura de
necesidades de atención sanitaria
32 9.285,01 3,33
Gastos para la cobertura de
necesidades de transporte
51 7.608,06 5,31
Gastos de contratación de servicios
para atención a personas dependientes
(menores, mayores y personas con
discapacidad)
118 25.741,39 12,29
Gastos para el fomento de la inserción
social y/o laboral de personas adultas
38 8.559,00 3,96
Gastos necesarios para obtener
asistencia jurídica
35 6.681,14 3,65
Total 960 490.947,87 100,00

Información complementaria