Imprimir

Experiencias

Plátika: un espacio de conexión y construcción colectiva

Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz Álava Creado: 20 May 2021 Actualizado: 20 May 2021

Las plátikas son un espacio de conexión y construcción colectiva en el que el punto de partida es un diálogo transformador entre personas diversas (en edad, procedencia, situación socioeconómica), siempre desde el respeto y la libertad de expresión. Se enmarcan en el proyecto de envejecimiento activo y saludable impulsado por la red de centros socioculturales de mayores del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz. Este formato deriva de la necesidad de promover un cambio del modelo de sociedad, hacia una más responsable, sostenible e inclusiva, y enlaza directamente con dos de los ejes fundamentales del citado proyecto: la participación y la amigabilidad.

Fundamentación

En nuestra sociedad, hay situaciones candentes que nos afectan a todos y todas, y escuchar y compartir con los demás puede ser de vital importancia para el desarrollo de una comunidad y de una ciudad más inclusiva y respetuosa con la diversidad. Todas y todos tenemos conciencia de que hay una serie de asuntos sobre los que las decisiones de hoy tendrán una importancia crucial en la sociedad y forma de vida del futuro. Observamos que una parte importante de la población, y sobre todo de la población mayor, tiene una alta conciencia de su poder de generatividad, o lo que es lo mismo, de contribuir a dejar un legado positivo en las generaciones futuras en relación con cuestiones como el medio ambiente, el consumo o los cuidados. Incidiendo en el triángulo pensar-sentir-actuar y conscientes de que no somos seres lineales, la plátika pretende madurar el criterio personal y grupal para evidenciar avances concretos en relación con los asuntos que aborda.

A partir de nuestra posición o experiencia, cada persona forja una opinión al respecto de los asuntos que tratan las plátikas; sin embargo, pocas veces tenemos la oportunidad de disponer de diferentes puntos de vista desde el plano científico o académico y nuestras opiniones están muy influenciadas por las del entorno en el que nos movemos. La plátika busca, por un lado, facilitar información veraz procedente de diferentes fuentes de conocimiento, y por otro, propiciar la escucha activa y el intercambio de argumentos y perspectivas procedentes de representantes de una comunidad diversa. Mediante las plátikas se pretende facilitar a la ciudadanía una herramienta para generar opiniones que provoquen conductas ciudadanas responsables y sostenibles.

Metodología

Con la apariencia simple de un debate informal, las plátikas tienen tras de sí una organización compleja. Es fundamental la participación ciudadana, que se potencia:

  • Eligiendo cuestiones de interés general, bien definidas y que incidan en el bienestar de las personas.
  • Invitando a personas de referencia en los asuntos de que se trata, que aporten un punto de vista cualificado, a ser posible desde diferentes enfoques.
  • Invitando también a personas o asociaciones que tengan que ver con las cuestiones tratadas, pero desde una perspectiva más local.
  • Facilitando la participación de personas pertenecientes a diferentes colectivos, para impulsar así la diversidad.
  • Cuidando un ambiente que permita la comunicación y el intercambio desde la confianza y la valorización de opiniones; un ambiente donde se dé una interacción horizontal, donde 'nadie sea más que nadie'.
  • Contando con una persona responsable de dinamizar y dar voz a todas las partes.

La plátika se organiza primero a escala de ciudad, para luego replicarse a escala de barrio (con sus propios agentes) y de recurso (colegios, asociaciones, centros socioculturales de mayores), para trascender finalmente a los intercambios cotidianos y tratar así de despertar el interés o la sensibilidad por las cuestiones abordadas.

Las plátikas se replican a distintas escalas
Las plátikas se replican a distintas escalas
Fuente: Plátika.

Las plátikas a escala de ciudad se celebran en un espacio céntrico y accesible, utilizado habitualmente como punto de encuentro. Se publicitan por diferentes medios, siendo la invitación personalizada, y a ser posible presencial, la mejor vía para garantizar la diversidad buscada. El espacio y el tiempo destinados a la plátika se distribuyen con criterios de accesibilidad y equidad. Se ha diseñado una especie de alfombra en forma de trébol de cuatro hojas en las que se sitúan las personas asistentes. Desde el espacio central, se desarrolla una exposición y la persona moderadora interpela a todas y todos. La actividad dura aproximadamente 100 minutos y se desarrolla de acuerdo con la siguiente estructura:

  • Los primeros 15 minutos se destinan a la acogida y la presentación, con una actividad creativa en torno al tema (actuación musical, escenificación).
  • En otros 15 minutos, una persona con reconocida autoridad local en el asunto que se vaya a tratar realiza una introducción a través de una pequeña entrevista con la persona encargada de dinamizar la actividad.
  • Durante otros 70 minutos aproximadamente, dos personas representantes de colectivos o realidades dispares van contestando, con una perspectiva de transformación de pensamiento, a preguntas o reflexiones que realizan las personas asistentes o la propia dinamizadora de la actividad y en el momento que ellos/as elijan.
  • Se recoge todo lo hablado a través de la metodología de visual thinking, con aportaciones o respuestas y se dejan abiertas algunas preguntas, vinculándolas al compromiso social que nos corresponde como ciudadanos y ciudadanas ("¿qué podemos hacer a partir de ahora?").

Cada sesión a escala de ciudad cuenta con una especie de unidad didáctica, en la que se recogen datos contrastados, preguntas clave, así como el desarrollo y conclusiones de la plátika. En algunos casos, se cuenta incluso con una grabación. Todo este material sirve de apoyo y como manera de comunicar ideas de trabajo para otras entidades o para el desarrollo de ideas en otros centros socioculturales de mayores de los barrios.

Una vez desarrollada la plátika en la ciudad, se replica en los barrios, desde un planteamiento más operativo y utilizando sus propios recursos, especialmente con las fuerzas vivas de la comunidad. Estas plátikas son asumidas por los centros socioculturales y dinamizadas por las y los técnicos de envejecimiento activo y las comisiones de mayores de dichos centros.

Evaluación

Además de los datos de asistencia, se recoge una evaluación cualitativa:

  • Se pregunta a las personas asistentes antes ("¿qué esperas de la actividad?) y después de la plátika ("¿se han cubierto tus expectativas?", "¿cómo te has sentido?).
  • Se evalúa con los ponentes la metodología utilizada y los contenidos producidos.
  • El equipo organizador evalúa la actividad desde el punto de vista técnico y del desarrollo de las cuestiones abordadas.

Transferibilidad

Los aspectos clave de la iniciativa son los siguientes:

  • Hay que cuidar los pequeños detalles, en lo que se refiere al espacio y, sobre todo, a las relaciones.
  • Las metodologías horizontales favorecen la participación y la reflexión.
  • La diversidad entre las personas asistentes enriquece el desarrollo de los debates y las conclusiones.
  • El proceso de acceso debe garantizar la diversidad.
  • El intercambio entre ponentes y asistentes genera una masa crítica que traslada la reflexión a sus entornos de referencia.

Información complementaria

Hasta la fecha se han realizado cuatro plátikas:

  • "Personas y lugares que cuidan... ¿cómo nos cuidamos?" (22-4-2021): noticia, vídeo completo.
  • "Personas en redes sociales... personas en relación... ¿qué nos está cambiando?" (26-11-2020): convocatoria.
  • "Tu consumo... ¿cómo puede cambiar el mundo?" (12-12-2019): noticia.
  • "¿Es sostenible nuestro modo de vida?" (18-6-2019): noticiavídeo corto, vídeo largo.